Alberto Martini

de

Alberto Martini fue un pintor, diseñador, grabador e ilustrador gráfico italiano. Según la crítica, su obra transcurre de lo “elegante y épico” a lo “grotesco y macabro”. Martini es considerado uno de los… Sigue leyendo

Un reportaje sensacional, Mark Twain

de

El joven, nervioso, apuesto y jovial, aceptó la silla que le ofrecí, dijo pertenecer al cuerpo de redacción de La Tempestad, y agregó: —Supongo que no molesto… He venido a hacerle un reportaje.… Sigue leyendo

Entonces y además, Blas de Otero

de

Cuando el llanto, partido en dos mitades, cuelga, sombríamente, de las manos, y el viento, vengador, viene y va, estira el corazón, ensancha el desamparo. Cuando el llanto, tendido como un llanto silencioso,… Sigue leyendo

El androide asesino, Arquímedes González

de

Yo soy Robocop. Hace poco me detuvieron nueve agentes de la policía en el Callejón de la Muerte en un mercado de Managua y ahora me acusan de cortarle la cabeza a un… Sigue leyendo

Agua negra, Jorge Palma

de

Agua negra que estás en el cielo y desciendes con furia en las bocas de los pobres… Agua de los desperdicios agua de las cloacas agua negra del dolor agua negra de las… Sigue leyendo

Maria Svarbova

de

Blog

La muerte, Arthur Schopenhauer

de

La muerte es el genio inspirador, el Muságetas de la filosofía… Sin ella difícilmente se hubiera filosofado. Nacimiento y muerte pertenecen igualmente a la vida y se contrapesan. El uno es la condición… Sigue leyendo

Eros/Poema, Lenore Kandel

de

¡Alabado sea el joven Eros que folla con todas las chicas! Sólo los dioses aman con tanta generosidad compartiendo su beatitud con todos ¡Alabado sea Eros! Aquel que ama tan sólo la belleza… Sigue leyendo

Anton de Cidrán, Anxel Fole

de

Aunque les parezca mentira, el señor de Sabarei hablaba muchas veces conmigo, mano a mano, como si fuera mi igual. Era el hombre más cumplido del mundo. Me contó esto en Lugo, en… Sigue leyendo

Letanía, Lina Zerón

de

Benditas las mujeres que protegen el fruto de su vientre asumiendo la parábola de su belleza bajo un delantal, aquellas que lavan su rostro con el manto de la rutina y aprenden a… Sigue leyendo

Carrusel, Rosana Alonso

de

Jefe decidió un día que Gordo debía bajarse, lo consideraba una carga no útil porque apenas se movía y no se ganaba el sustento, así lo dijo. Todos asentimos porque Jefe ya estaba… Sigue leyendo

¿CÓMO SE LAS APAÑA USTED CON LOS ALEMANES?, MARIUSZ SZCZYGIEL

de

—¿Qué tal le van las cosas?—le pregunta la periodista Milena Jesenská a un campesino en las inmediaciones de SIany. —Pues tengo sembradas las patatas, también el centeno…La primavera fue fría pero el centeno… Sigue leyendo

Con rabia en el corazón, Ana Greki

de

Ya no sé amar más que con rabia en el corazón es mi manera de prodigar amor es mi manera de vencer los dolores es mi manera de hacer arder las cenizas a… Sigue leyendo

Los brazos de Kalim, Gabriel Jiménez Emán

de

Kalym se arrancó los brazos y los lanzó a un abismo. Al llegar a su casa, su mujer le preguntó sorprendida: “¿Qué has hecho con tus brazos?”. – Me cansé de ellos y… Sigue leyendo

El violinista y el verdugo, Fernando Ayala Poveda

de

Cansado del cielo, Jacob abandonó su castillo y regresó a la tierra. A medianoche penetró en la recámara del sargento Ordax, lo despertó con un golpe de sombra y le dijo: ¿Ya no… Sigue leyendo

Paraguas, Raúl Vacas

de

Me he comprado un paraguas del color del cielo para albergar todas tus lágrimas. Sólo así tu tristeza más reciente también será mía, y tu dolor ocupará mi sombra. Puede que aquel paraguas… Sigue leyendo

Un gran error, Stephen Crane

de

Un italiano tenía un puesto de frutas en una esquina desde donde podía atraer a aquellos que bajaban de la estación elevada y a aquellos que pasaban por dos calles atestadas. El tendero… Sigue leyendo

Intransigencia, Julia Otxoa

de

  Realmente aquel hombre se obstinaba en no querer entender. Mientras enfurecido me daba puntapiés en las costillas y riñones, me insultaba y me perseguía por toda la casa, incapaz de soportar la… Sigue leyendo