Retratos de personajes de la ópera china

de

 

Soy Computable, JCPozo

de

Sí, yo nací ya computado. ¿Será por eso que la ciencia y la tecnología, a nosotros, se han acercado tanto? Yo me activo inconscientemente aunque esté consciente de ello. Ahora, ¿quién fue quien… Sigue leyendo

Sobre el dolor, Laura Ferrero

de

Al lado de casa, bajo unos andamios, un chico joven duerme sobre cartones noche tras noche. Incluso cuando llueve y el asfalto se llena de agua sucia, basura o ratas, el chico sigue… Sigue leyendo

Érase un país donde todos eran ladrones, Ítalo Calvino

de

Por la noche, cada uno de los habitantes salía con una ganzúa y una linterna para ir a saquear la casa de un vecino. Al regresar, al alba, cargado, encontraba su casa desvalijada.… Sigue leyendo

El fornicio, Gonzalo Rojas

de

Te besaré en la punta de las pestañas y en los pezones, te turbulentamente besara, mi vergonzosa, en esos muslos de individua blanca, tacara esos pies para otro vuelo más aire que ese… Sigue leyendo

Me gusta ser mujer… y odio a las histéricas, Leila Guerriero

de

Un día mi padre me llamó y me explicó lo de la semillita, acariciándome la cabeza como si me estuviera dando el pésame. Entendí esto: entendí que el hombre metía un brazo adentro… Sigue leyendo

Ajedrez, Kjell Askildsen

de

El mundo ya no es lo que era. Ahora, por ejemplo, se vive más tiempo. Yo tengo ochenta y muchos, y es poco. Estoy demasiado sano, aunque no tenga razones para estar tan… Sigue leyendo

Un reloj con números romanos, Mario Benedetti

de

  No se culpe a nadie de mi vida.- Julio Cortázar ¿Te llama la atención mi reloj? A mí siempre me gustaron los relojes con números romanos. ¿Crees que está atrasado porque marca… Sigue leyendo

Los esclavos, Jaques Sternberg

de

En el comienzo, Dios creó al gato a su imagen y semejanza. Y, desde luego, pensó que eso estaba bien. Porque, de hecho, estaba bien. Salvo que el gato era holgazán y no… Sigue leyendo

El paraguas de Wittgenstein, Óscar de la Borbolla

de

1. Como la gente se conoce o no se conoce nunca, pero total a veces se enamora, suponte que la lluvia te reúne con una mujer debajo de un paraguas. Tú le dices:… Sigue leyendo

Prometeo, Irene Gruss

de

Por darnos el fuego, el buitre te mordió los ojos: lo hizo más como dádiva que como un daño. Observa, si puedes, desde la órbita vacía qué hemos hecho con el fuego de… Sigue leyendo

El hombre pez, Eduardo Rico Sánchez

de

Nadie lo comprende. Nadie entiende qué ocurrió aquella tarde. Él llevaba un pantalón vaquero, chubasquero rojo y zapatillas blancas. Fue como por arte de magia: desapareció en el agua. Echó a caminar hacia… Sigue leyendo

Jean-Pierre Ruel

de

jean pierre ruel

Avistamiento en Teutoland, Werner Wunderlich

de

Cuando el almirante Cristóbal Colón navegaba por el apacible mar surcando la ruta de las especies, uno de sus barbados marineros entrevió en el horizonte salino un ejemplar de sirena, la especie acuática… Sigue leyendo

Si los tiburones fueran hombres, Bertolt Brecht

de

I Si los tiburones fueran hombres, harían construir en el mar cajas enormes para los peces pequeños, con toda clase de alimentos en su interior, tanto plantas como materias animales. Se preocuparían de… Sigue leyendo

La metáfora, Jorge Luis Borges

de

Ya que el tema de la charla de hoy es la metáfora, empezaré con una metáfora. La primera de las muchas metáforas que trataré de recordar procede del Lejano Oriente, de China. Si… Sigue leyendo

Mar y Tierra, Laura Elisa Vizcaíno Mosqueda

de

Cuando la sirena cumplió quince años se escapó de su casa. Precisamente esa noche había una fiesta en la playa; sus ojos se llenaron de luces por lo que discretamente y, como Poseidón… Sigue leyendo

Los Cantos de Maldoror, Conde de Lautréamont

de

Hay que dejarse crecer las uñas durante quince días. ¡Oh, qué dulzura entonces arrancar brutalmente de su lecho a un niño que aún no tiene nada sobre su labio superior, y, con los… Sigue leyendo