Fábula de la sirena y los borrachos, Pablo Neruda

¿ Por qué no ataca el tiburón

A las impávidas sirenas?

Dónde está el centro del mar

Por qué no van allí las olas?

Son los senos de las sirenas

Las redondescas caracolas?

O son olas petrificadas

O juego: inmóvil de la espuma?

Son pájaros o son peces

En estas redes de la luna?

Quién era aquella que te amó

En el sueño, cuando dormías?

Dónde termina el arco iris,

En tu alma o en el horizonte?

¿Es verdad que el ámbar contiene

Las lágrimas de las sirenas?

Quién puede convencer al mar

Para que sea razonable?

De qué le sirve demoler

Ámbar azul, granito verde?

Y para qué tantas arrugas

Y tanto agujero en la roca?

Si todos los ríos son dulces

De dónde saca sal el mar?