La Muerte y Yo

Beham

¡Ah, qué viva es la muerte! Va por ella…

La Muerte y Yo

Chacarera,

primera…

La Muerte llegó a encontrarme al fondo de mi agujero,

Y yo le pedí angustiado: “no vengas que aún no muero.

Déjame seguir muriendo que sólo así ya no siento

la pena que me ha quitado las ganas de andar viviendo”.

Se puso junto a mi lado, sentí su presencia helada.

Tenía la mirada oscura, temblaba como una rama.

Estaba muy asustado y me pidió que lo dejara

Quedarse ahí enterradito hasta que se le pasara.

Segundita…

“No vengo para llevarte”, me comentó el mensajero.

“Yo vine para ocultarme al fondo de este agujero.

Pues huyo de las quimeras de un amor traicionero

Que amenaza con darme vida y eso es lo que yo no quiero.

Con ese amor volvería de nuevo a seguir sufriendo.

Me pasaría los días a merced de sus deseos.

Prefiero quedarme muerto porque así muerto no siento

las penas que me quitaron las ganas de andar viviendo”.

JCPozo