El Merolico

tsq41¡Que no le digan que no le cuenten que la luna es de papel,
que hay cura para la cruda y gotas para crecer.
Que si se le cae el pelo, aquí tengo la solución,
o hierva hierbita fina, para el mal de amor!

¡Para bromas y vaciladas, golosinas con explosión.
Polvitos con pica-pica o un mono zurrón.
Y para la mala vibra, aquí tengo este talismán,
que lo relaja y ayuda, por si no puede amar!

¡Dígame comadre, qué se va a llevar!
¡Ándele marchanta, baratito!
¡Pásele, que para ver no tiene que pagar!
¡Sin compromiso, señito!

¡Atrasito de esta raya si me hace usted el favor!
El merolico trabaja con su pura voz.
¡Nomás diga que le duele, tengo cura pa’ todo mal,
la reuma, la menopausia, el lumbago o la ansiedad!

¡Dígame comadre, qué se va a llevar!
¡Ándele marchanta, baratito!
¡Pásele, que para ver no tiene que pagar!
¡Sin compromiso, señito!

¡Pásele joven, señora, señorita, no sea cohibido, llévelo ahorita.

El Talismán Bio-magnético

reconocido mundialmente por clarividentes y espiritistas! ¡La protege de los malos espíritus, para que tenga éxito en el amor, señorita, para que triunfe en los negocios, caballero,

que no la engañe más su marido, señora…y la llene de dinero.

El Talismán Bio-magnético, llévelo, llévelo!

¡Güerita, cómprele al niño sus cuirias: canicones, pericos, bombocholas, ágatas, tréboles, chincholones, ponches, agüitas, cucunitas!

¡De todo tengo, Güerita!

¡Lleve sus llaveritos, jefe de los personajes de Kalimán.

La Araña Negra, Solín, Humanón, Karma… Si mi jefe… Kalimán!

¡Máscaras, Mil Máscaras, Blue Demon, Tinieblas, El Santo, Huracán Ramírez, Los Gemelos Diablo, Máscaras, Mil Mascaras, cuántas máscaras!

¡Tres por un peso. De canasta sus tacos. Chicharrón, papa y frijol, a tres por un peso, éntrele patrón!

¡Unapastaparahacerglobosunapastaparahacerglobosunapastaparahacerglobos, deplástico!

¡Nieeeeve, nieveeee . Nieve de limón la nieveeee!

Pero los tiempos han cambiado y la nieve ya no es de limón.
Hoy las bromas sacan chispas: carne de cañón.
El merolico enmudece, te susurra desde un rincón,
pues lo que vende no puede decirlo en alta voz.

¡Dígame comadre, qué se va a llevar!
¡Ándele marchanta, baratito!
¡Pásele, que para ver, no tiene que comprar!
¡Sin compromiso, señito!

JCPozo