Ella

Salvador Dali 3Salvador  Dalì

A la que me empujó a la luz.

Ella

Ella tiene la manera,
de calmarme las angustias,
arropando en el silencio
a mis fríos, a mis dudas.

Ella sabe los motivos
que me dañan o dan fuerza,
y le basta una palabra,
para aliviarme de las penas.

Ella siempre está conmigo,
donde quiera que me encuentre.
Es posible estar con ella
aunque no esté aquí presente.

Es que ella es una madre,
un cariño puro,
un portal brillante
de un lugar siempre seguro.

Una madrugada eterna,
con jardines muy bien alfombrados,
caminando va la reina
y los claveles le abren paso.

Ojos claros como el día,
que me lloran y a la vez sonríen,
quiero yo que siempre entre las sombras,
sin ninguna condición me guíen.

RAP: La vida empieza amagando en un rápido suspiro,
despertar de un chiquillo con un sólo alarido.
Van a su encuentro los ángeles del tiempo,
donde sólo su madre es lo único que es cierto.
Nace el mundo y su hijo crecerá,
dentro de un mar, que a cualquiera me lo espanta.
Ella seguirá a su lado
como parte de su alma.
Le dirá donde ha fallado
para darle calma.

CORO: Luz de mi sendero.
La que te sostiene y te aconseja,
la que nace con el don más bello,
es azúcar y candela.

Ella siempre está conmigo,
donde quiera que me encuentre.
Es posible estar con ella
aunque no esté aquí presente.

Es que ella es una madre:
un cariño puro,
un portal brillante
de un lugar siempre seguro.

Una madrugada eterna,
con jardines muy bien alfombrados,
caminando va la reina
y los claveles le abren paso.

Ojos claros como el día,
que me lloran y a la vez sonríen,
quiero yo que siempre entre las sombras,
sin ninguna condición me guíen.

RAP: Y aunque la ciudad,
con su danza de cuchillos,
arlequines y arrabales
lo amenacen sin motivo,
surge la sangre, se le ve el estilo y
el amor de la mamá, lo protege de bandidos.
Para tu belleza,
un coro celestial,
con pasión que ahoga a mil gargantas.
De ángeles y sueños
no me quiero despertar,
amo a mi mamá, que no me falta.

CORO: Es la luz en el sendero
La que te sostiene y te aconseja
La que nace con el don más bello:
Es azúcar y candela.

JCPozo