Corazón lastimado

Carmen Mancilla

Carmen Mancilla

Nos esperanzamos en aliviar las penas del corazón, una y otra vez, con el mismo veneno que lo puso moribundo.
¿Será que nos gusta regocijarnos en la autocompasión o en el martirio? A lo mejor, es en el desengaño donde encontramos mayores deseos de revancha, pensando que cada desilusión nos hará más resistente al dolor de la siguiente, y así, hasta alcanzar la inmunidad; o ¿por qué nomás no aprendemos?

Corazón Lastimado

Tengo un corazón muy lastimado,
sufre de una herida en el cariño.
Su pasado amor como un cuchillo
le ha cortado toda la ilusión.

Una primavera para siempre
con una rosa abriéndose a su lado
o será que muera su pasado,
lo que ponga fin a su dolor.

Y es que cada vez que se enamora se entrega inocente;
y es que cada vez que se enamora se cae de dolor;
y de tantas caídas quedó ya rendido,
y mortalmente herido por creer en el amor.

Cuando el mal tiempo pase quizá se enamore de nuevo;
es un ciclo de flores e inviernos que viene y que va.
Mas él siente, esta vez, que le hará falta el tiempo
para que vuelva a correr por sus venas,
ganas de amar.

Es un corazón enamorado,
que no canta, duerme o come nada;
su sangre corre desinteresada,
sin que nada altere su presión.

Dicen que el tiempo lo cura todo,
que hasta borra huellas del pasado;
pero, una herida de este tamaño,
tardará mil tiempos en sanar.

Y es que cada vez que se enamora se entrega inocente
Y es que cada vez que se enamora, se cae de dolor.
De tantas caídas, quedó ya rendido
y mortalmente herido, por creer en el amor.

Cuando el mal tiempo pase, quizás se enamore de nuevo;
Es un ciclo de flores e inviernos que vienen y van,
Mas él siente esta vez que le hará falta el tiempo,
Para que vuelva a sentir por sus venas,
ganas de amar.

Solamente ganas de amar,
solamente ganas de amar,
para que vuelva a sentir
nuevamente en sus venas…
ganas de amar.

JCPozo