Raskshara, Sarainés Kasdan

Alexander Binder

Alexander Binder

Raskshara, el vampiro indio, merodea los barrios periféricos de la ciudad en busca de ganado, de quien se alimenta. Es un medio vampiro: tiene un lado bueno, el izquierdo; el costado derecho es invisible a la especie humana. Es en todo como un vampiro pero justo por la mitad: un ojo, un brazo, una pierna, un costado, media vida. Frecuenta los cementerios, interrumpe los sacrificios, molesta a los devotos, reanima a los cadáveres, atrapa y devora a los humanos. Su aspecto es variado: algunos tienen largos brazos, otros son obesos, delgados, enanos, jorobados, gigantes, gallardos. Hay una especie mohosa y sin esqueleto. Su respiración asemeja el ruido del viento y detectan a su víctima por medio del olor.

Vive en las tierras llanas, en los sitios húmedos, y le agrada luchar con los que se encuentra. Si Raskshara es vencido convierte al triunfador en un hombre práctico y juicioso, apto para los negocios y las finanzas; si vence, la víctima se convierte en poeta y el infortunado estará condenado  irremediablemente a buscar toda su vida el lado oscuro de las cosas.