Palmas y Boleas

El amor a primera vista es fantástico: ideal del más puro espíritu romántico. Le da oportunidad al amor de acrecentar su sed de infinito. Aunque se corre el riesgo de un segundo encuentro que puede descubrir detalles que alteren el sentimiento puro y el reino de la libertad absoluta.


De tanto pensar en ella,
hasta su cara se me olvidó,
Sólo puedo acordarme de mi deseo.

Me queda la esperanza
que una noche, otra vez los dos,
podamos vernos para reconocernos:

Esos ojitos que están brillando.
Esa boquita que me incomoda.
Su corazón que me está cantando
y su figura que me enamora.
Suenan las palmas y las boleas.

Me quedó en la memoria
ese beso que ella me dio.
Se apagaba en la noche la última estrella

Y me dejó en mi sueños
su perfume de una flor
que hace de cada día una primavera.

Esos ojitos que están brillando.
Esa boquita que me incomoda.
Su corazón que me está cantando
y su figura que me enamora.

Suenan las palmas y las boleas;
brinco sin ver lo que está pasando;
canto y le digo “me tienes loco”,
hasta que nuestras almas se enredan.
Suenan las palmas y las boleas.

JCPozo