Canción de enamorado o lo que es lo mismo, lo que pidan tus deseos

Alessandro Tomasi

Si creemos que estamos haciendo un sacrificio por alguien, es porque sentimos (quizás inconcientemente) que somos más importantes que aquella persona por quien nos estamos sacrificando. Si la amamos, nunca nos sacrificamos, nos damos.

Cierra bien los ojos y ponte a imaginar
el amor que quieres en tu vida.

Deja que me acerque para ver si puedo entrar
a soñar contigo vida mía.

Mira la montaña que despierta junto al sol,
se prepara a recibir al día:

De rocío se baña,
de neblina es su faldón,
perfume de mañana
y de oro el corazón.

Ella no contempla a un amante mejor,
sabe que al abrir la luz del cielo,

lo verá a su lado
poniéndole a sus pies
todo lo que pidan sus deseos.

Ahora, abre los ojos y fíjate muy bien
de qué color tú ves que son los míos.

Dos soles dorados que tan sólo quieren ser
los que siempre amanezcan contigo.

Deja que te abrace como va abrazando el sol.
Darte el primer beso en la mañana.

Demos, vida mía,
el carmín del despertar,
el viento de la tarde
y la luna para amar.

No tendrás jamás un amante mejor,
Pues sabrás que cuando se abra el cielo,

estaré a tu lado
poniéndote a tus pies,
todo lo que pidan tus deseos.

JCPozo