La vida de los seres amados es eterna

Mariah Jelena Kordzadze

La vida de los seres amados es tan infinita como el amor que les profesamos.
En su solo recuerdo, el corazón se agranda, los ojos brillan como estelas marinas en un desierto negro y el alma se llena de amantes generosos que buscan solamente colmarla de amor: filigranas que penetran hasta lo más secreto del ser, con tal intensidad, que aun el hielo de la más profunda pena se derrite para formar un río pleno de vida: tempestuoso y decidido; rebelde y a la vez sereno; seguro de sus aguas y consciente de los misterios de la selva por donde fluye. Ese río va feliz.
¡Siempre tendrá agua!
Siempre amará a la naturaleza y la naturaleza siempre lo amará a él.
¡Siempre!
Porque la vida de los seres amados, es eterna.

JCPozo

5 comentarios sobre “La vida de los seres amados es eterna

  1. Gracias Ea,

    Querra decir entonces que lo que olvidamos esta (en nosotros) muerto?

    Somos nosotros mismos los que le damos muerte a lo olvidado o al reves?
    o Nunca estuvo muerto, sino dormido? Pero y si nunca despierta?, no es lo mismo que estar muerto?

    Afortunadamente mis seres amados nunca duermen cuando estoy despierto, aunque acaso lo hagan cuando yo duermo.

    Un fuerte abrazo

  2. Somos el cementerio de aquellos que hemos olvidado. Acaso la única inmortalidad que exista sea la que otorgue el recuerdo. Cuando el último ser de la tierra pierda la memoria, entonces en verdad habremos muerto

.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s