Los trogloditas, Sarainés Kasdan

Alexander Binder

Alexander Binder

El Dr. Zorin Zamfira, de la Universidad de Transilvania, en Brasov, Rumania, descubrió en 1957, en la costa de Tripolitania, al oeste de Libia, en el corazón de las montañas de Nafusah, una ciudad subterránea de trogloditas.

A quince metros bajo tierra la vida se desarrollaba en cientos de grutas y cavernas. La única calle unía a la ciudad oculta con el mundo de la superficie y era del ancho de dos camellos juntos y cargados.

En este mundo subterráneo vivían y desvivían entre sombras más de diez mil beréberes, judíos por sangre y religión pero acostumbrados al hábito ancestral de los árabes.

Cuando los niños cumplían doce años de edad, recibían una paliza de todo el pueblo, para que no olvidaran quiénes eran, de dónde venían, cuál era su destino en el bajo mundo.

Debe ser algo muy importante, porque los sobrevivientes nunca salen de ahí.