El día de los muertos, Sarainés Kasdan

En la víspera del año nuevo en Transilvania la tierra se regenera, el hombre tiene nueva oportunidad para convertirse en hombre, se vive y se restituye el instante de la creación. Se rehabilita el caos cardinal y la eterna repetición permite el retorno de los muertos a la vida y mantiene la esperanza de los creyentes en la resurrección de la carne. Los muertos vuelven a sus familias, viven la esperanza de que en ese momento mítico es posible abolir el tiempo. Entonces, podrían volver a encarnarse pues las barreras entre muertos y vivos están rotas. El mundo se llena de ánimas perdidas. Al recordar la miseria del mundo regresan a su lugar de origen. Los que deciden quedarse evangelizan fantasmas.