Destiempo, Sarainés Kasdan

Andrea Mantegna

Cuando decidió cortar el cordón umbilical, independizarse de su padre y hacerse un hombre de provecho, se vio clavado en la cruz, en medio de dos ladrones, dando la vida por unos hombres que no lo conocían, que no le tenían aprecio.

.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s