El pollo y el ego,Sarainés Kasdan

1Linda Conor


Un pollo estaba sentado en un gallinero, en flor de loto, tratando budistamente de eliminar el ego.

Entonces apareció un ranchero. Temeroso, el animal se refugió detrás del criadero. Cuando el hombre se fue, el buda emplumado encontró un poco de maíz en su comedero.

El ranchero regresó al día siguiente. Temeroso, el animal se refugió detrás del criadero. Cuando el hombre se fue, el buda emplumado encontró un poco de maíz en su comedero. Siete días consecutivos apareció el ranchero. Detrás del comedero el ave dedujo: antes del hombre, la nada; después del hombre, alimento. El hombre es un santo y ama a los pollos.

El emplumado se sintió tocado por la verdad suprema y esperó a su maestro para rendirle el debido respeto.

Entonces apareció el ranchero, el ave iluminada se acercó brincando alegremente y alegremente le retorcieron el pescuezo

Un comentario sobre “El pollo y el ego,Sarainés Kasdan

.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s