El cebo, Belén Sánchez

1

Las sirenas salen a la calle,

clavan sus pies como cuchillos
en la ternura de las plazas.

Cuídate.

Un rastro de escamas sin nombre
ha de llevarte hasta mí