Calle Petroniana, Luigi Martellini

1

László Aba-Szőcs

Es triste en verano
echar la mirada en la oscuridad
descubrir afectos escondidos en callejas antiguas.

También aquí el cielo nos mira,
es inútil
inventar esquemas cerrados
cuando se es viejo desde siempre.

La sombra se amontona
envuelve piedras relucientes y sucias
defiende a quien duerme.

(El sereno que llega,
levanta sospechoso la mirada
moviendo su gorra:
“Hace calor esta noche, señor”
“Sí, hace calor”)

Que pase aquel tiempo

Es triste asomarse solo
y casi descubrirse feliz
en un día
en que no hay vida.

Es así.