El profeta Jonás, Sarainés Kasdan

1


Y he aquí al profeta Jonás, el hijo de Amitai, escaso de carnes, desnudando el seno del mar para huir de los ojos de Dios.

Pero el Señor que todo lo ve encendió las ascuas del norte para que la nao extraviara la fe y finalmente evacuaran al profeta al fondo del mar.

Y he aquí al profeta Jonás, el hijo de Amitai, vestido de espumas y sombras, desatando el estruendo para huir de los ojos de Dios, cuando una criatura marina lo engulló y lo mantuvo en su vientre tres noches, tres días de luna sin ojos de Dios.

Y he aquí al profeta Jonás, el hijo arrepentido de Amitai, levantando en el vientre marino un antro llamado los ojos de Dios, muy frecuentado por sirenas y tritones, y finalmente prosperar.