A Lilith, Rosa Alcayaga Toro

Lilith_(John_Collier_painting)                               “y Dios castigó a Lilith haciendo que un centenar
de sus hijos demonios perecieran a diario.”

aparecen como si fuesen soles chamuscados, enfuriando
guirnaldas incendiarias desde plazas sin nombre
ha quinientos años recuerdo cuando a los veinte
penetraron en mi cuerpo buscando enemigos
cientos de hombres blancos desconocidos
acostándome a la fuerza
herraron en mi frente las iniciales EVA
tú amarraste mis lágrimas y derramada en copihues
enarbolaste siglos de espera y un grito tuyo
trizó el silencio: ¡ELLOS SON IGUALES A DIOS!
él ordenó mi destierro a petición de Adán, hoy
armada de cartones recorro ojos hambrientos
con mi espalda herida debajo de mi falda noticias aseguran
paraíso a cobrar en cada esquina no imaginas
como brota sangre de nuestra memoria
escribo tu nombre antes de vomitar entre trapos
viejos que tiran desde ventanales podridos y brillantes
en voz baja repito enfrente ustedes que compran
mis lamidos enfermos: ¡ellos son iguales a dios!
¡ellos son iguales a dios! ¡ellos son iguales! ellos…

.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s