Luz, Antonio Colinas

1 (58)

Ya no hay luz en el mundo.

Toda la luz está en nuestro interior.

Toda la luz está entre nuestras cejas,

en ese centro o punto

donde un tiempo eterno

nos está contemplando.

Esa luz que ya es

todas las luces

y en la que descansa

la palabra más viva

por muerta.

No olvidéis la palabra sin letras,

la que entreabre muros

y es flecha hacia el abismo

de la luz.

No olvidéis la palabra

que aún grita su silencio.

Cierro los ojos.

Tiembla el ciprés.