Aforismos: Yo somos, JCPozo

Jean Despujols. Pensamiento.* Sin diversidad no hay vida, sino limbo.

* Sin todos se rompe todo, quedan aislados tan solo muchos.

* Actuar igual a tantos para no despertar conciencias, es darle comida y techo a quien quiere acabar por dormir la nuestra.

* Un destino ya ordenado ciega a todo lo que lo rodea. Tapa al aire y al cielo; y a la felicidad la somete, la etiqueta y la embotella. Mejor así, dicen algunos amantes del orden, ¿para qué acarrearnos problemas?

* Se condena a aquella voluntad que cede al deseo y, aunque quiera, no puede seguir una rutina de tren. No es su naturaleza. Siempre hay una fuerza que acaba desviándole el camino; es un impulso animal que desvanece el mundo alrededor de su objetivo; una pasión absorbida por el cuerpo y que en el corazón hace efervescencia, una reacción venida directamente desde donde nace la esencia.

* Diversidad, ¡qué ligera vas!

La alegría en una bolsa de canicas; la entereza de unos globos que por fin se sueltan y se van; los dedos de un arpista, las musas de un artista, los peces, los corales en el mar.

* Hay fuerzas, en cambio, que nos empujan a fundirnos al resto y nos alejan a ser con el resto.

Que de dónde soy, que de dónde vengo. Que de qué raza soy… Que si ya soy esto y que si vengo de allá. Que a qué hora salgo, que a qué hora entro. “Si señor”… “no señor”…. “Así se hará”.

¡Ay, la tremenda pesadez de la normalidad!

* Al verme como soy afuera añoro al que soy por dentro. Yo sin pena, siempre hay la esperanza que en el parpadeo vuelva de nuevo a serlo.

Yo en mí y conmigo ellos

* Me convierto en melodía bajo la lluvia de una mirada que dice callada la letra de una canción, alguien abre el portón y yo despierto. Tan adentro me encuentro de mí, que al salirme de mí ya no encuentro al yo que de mí se salió, pues aún soy el que vive por dentro.

* De repente me tuerce el alma el ruido de una sirena, el reloj despertador, el aroma del café por la mañana, la necesidad de llegar, la obligación de partir, y entonces soy el de afuera, el portador de la sonrisa, la masa del otro: el que se refleja en el pensamiento de los demás; camino en el riel de la vida, sabiendo el camino, sin titubear y regreso cansado y añorando ser la luna para no parar de soñar; entonces canto o me enrosco para viajar al lugar donde habito por dentro.

* Hay momentos que me salgo usurpando el lugar de afuera.

Cuando se trepa mi alma a la garganta, cuando tiemblo ante un beso de amor; cuando pienso olvidándome de la idea o rasgueo olvidándome de tocar; en esos momentos, cuando en un abrazo se olvida al orgullo, lo de adentro se transforma en el universo de la verdad.

* El tiempo no te alcanza cuando estás enamorado y nada vives que sea normal.

.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s