El arte de la conversación, Stendhal

1 Francesco ClementeSi hubiera que fijar en un detalle la inconmensurable diferencia de modales entre la era de Luis XVI y la de Luis XVIII habría que decir lo siguiente: antes de la guillotina, las damas aparecían solas en sociedad, mientras que pocos años después, ya no era posible ver a una joven en un salón sin estar seguros de descubrir a su marido que jugaba a las cartas en una esquina.

Esta presencia eterna y constante del marido, sin duda encomiabilísima y muy moral, asestó un golpe mortal al arte de la conversación. El marido reprime el abandono del espíritu del cual surgen las malicias, las alusiones delicadas que, si bien inocentes en sí mismas, no pueden florecer en presencia de la autoridad establecida por la ley. En el humor, en la sátira, en la alegría, en suma, en la comedia de la sociedad, se manifiesta inevitablemente algo del espíritu de oposición. Muchos se ríen de la autoridad establecida: por su naturaleza, son unos rebeldes. Sin hablar de la molestia que proporciona al ingenio la eterna presencia de la misma persona. ¿Cómo es posible contar una historia o narrar una anécdota si se está al alcance de un testigo, el cual- ya lo sabéis perfectamente- está allí para espiar los alfiretazos que vais a añadirle para ocasionar un cierto efecto o para animar vuestro relato? ¿Cómo es posible insertar en el curso de una conversación, con el aire de improvisación requerido, las cosas picantes que se han recogido durante el día, si se está bajo la mirada de aquel que tal vez os acompañaba? Es imposible. Cuando el marido abre la puerta, el arte de la conversación debe escapar forzosamente por la ventana.

 

.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s