Asesinadas Juarenses, Guillermo Sastre

4Al sin fin de injusticias,

bellos sueños son asesinados,

crímenes premeditados,

hombres de mal corazón, inhumanos,

mala su ralea desde su triste cuna,

matan como hienas sueños confiados

y la memoria sigue indeleble.

Sus bellas trenzas batidas a malos vientos,

en una ciudad que viste triste,

tiran las rosas a mugres arenas,

su aliento al estiércol y muertas,

estrangulado un frágil cuello acorralado.

No es el deseo versar,

cuando le apenan tanto estos versos,

pero es el deber y gritar indignamente

contra los asesinos que hacen esto.

Ah, la de sonrisa bonita, resplandeciente

que ahora estarás enterrada, escucha el grito,

con todas las fuerzas de una voz gigante,

y que los asesinos sin corazón aunque ignoren,

desaparezcan de este mundo sin amor.

Miles de bellos cuellos allá donde os encontréis,

tendréis todo nuestro amor y dulces besos,

descansad en paz vuestros dulces sueños.

 

.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s