Los diablos no duermen, JCPozo

Los diablos no duermen, sus deseos de maldad los mantiene despiertos. El insomnio de la venganza contra su propia naturaleza se les agolpa en la cabeza, el martilleo incrementa la sed de rencor. Así que ellos no se despiertan; no cierran los ojos, para poder vigilar y protegerse de su propia maldad.

Se les nota en los labios, encogidos como temiendo abrirse y descubrir al mundo sus verdaderas intenciones. Se les nota en sus ojos, enfocados siempre en un frágil blanco distraído. Se les nota en la voz, siseo de serpiente en posición de ataque. No, los diablos no duermen, saben que un sueño puede ser su perdición. Los puede llevar al mar, al cielo, al fin del universo. Y saben, más que nada, que un sueño los puede envenenar de amor.

.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s