En esta cama, Lêdo Ivo

 

Es aquí, en esta cama, que la guerra comienza.

Luchan los dos guerreros

en un campo de lienzos.

¿Cómo separar frente y costado

si todo amor es un espejo?

El obelisco rosáceo y el negro se igualan exhaustos

en la plaza cuadriculada.

Dentro del día, la noche no distingue

macho o hembra. Y la boca se convierte en gruta

en la selva clara donde dos animales

se muerden y se lamen.

 

.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s