Archivo de Autor

Yo morí por la Belleza, Emily Dickinson

de

Yo morí por la Belleza, pero apenas estaba colocada en la tumba, cuando uno, que murió por la Verdad, fue tendido en un cercano lugar. Me preguntó en voz baja «por qué había… Sigue leyendo

Otro cuento ruso, Roberto Bolaño

de

En cierta ocasión, después de discutir con un amigo acerca de la identidad peregrina del arte, Amalfitano le refirió una historia que a él le contaron en Barcelona. La historia versaba sobre un… Sigue leyendo

Arte, Italo Svevo

de

Nació un artista y miró en derredor en busca de ideas, pero, además de éstas, tuvo en seguida —cosa curiosa— experiencia y concluyó: «Primero debo tener el dinero suficiente y después vendrá el… Sigue leyendo

Rayo de sol, Ednodio Quintero

de

Mentiría si afirmo que el recuerdo evocado en aquella oportunidad es el primero que mi memoria logró registrar. De cualquier manera, debe de haber sido uno de los primeros. Pues el punto de… Sigue leyendo

El dragón , Harold Kremer

de

Cuando el mundo conocido sólo era China, el dragón Han se apareció en sueños al rey Tong y le dijo: —Al despertar sólo tendrás un día más de vida y luego morirás. Podrás… Sigue leyendo

Rigor Mortis, Pablo Martín Sánchez

de

Llevaba unos tejanos rotos y una camiseta naranja con un dibujo del Pato Donald. Por eso me sorprendió cuando apareció en mi cuarto y me dijo: —Hola, soy la Muerte. Había que ganar… Sigue leyendo

Estrenando los días, Gioconda Belli

de

Estos días todo sos vos, tus brazos, tu palabra suave y este volcado y posesivo amor, invadiéndome sin resistencia, llenándome de arroyos para darte abrazos frescos, risueños, cantarinos y hacer saltar la risa… Sigue leyendo

El soliloquio del espejo, Efrén Rebolledo

de

Mi alma es la luz, sin la luz yo no sería. ¿Qué es sin el alma el cuerpo? Materia sin vida, cadáver, substancia inerte. Y de igual modo que el espíritu es causa… Sigue leyendo

Perdiendo velocidad, Samanta Schweblin

de

Tego se hizo unos huevos revueltos, pero cuando finalmente se sentó a la mesa y miró el plato, descubrió que era incapaz de comérselos. —¿Qué pasa? —le pregunté. Tardó en sacar la vista… Sigue leyendo

Las Pilis, Gonzalo Torrente Malvido

de

Pilar cerró y sacudió el paraguas mientras empujaba la puerta con el hombro. El mercado estaba en pleno bullicio; el pasillo de la fruta abarrotado y el vocerío pugnaba con el estrépito del… Sigue leyendo

La sensatez, Quim Monzó

de

Cada vez que la mujer juiciosa se acuesta con alguien le cuenta al novio que lo ha hecho no por un ataque circunstancial de lubricidad, sino porque se ha enamorado. No es que… Sigue leyendo

La gracia perdida, Hugo Mujica

de

al final la casa es siempre atrás como el umbral de la despedida, el del adiós frente a un camino nunca trazado el del gesto inconcluso, la mitad olvidada. en medio de la… Sigue leyendo

de

El secreto, Raquel Jodorowsky

de

Ha pasado un siglo. Un día alguien levantará una piedra abandonada para estudiar el pasado del mundo. Y ahí debajo, ensombrecido estará mi poema. Nadie sabrá repetirlo. Sobre la tierra, nuevos hombres nuevos… Sigue leyendo

Vigilia de Moctezuma, Rodolfo Modern

de

En la noche del lobo los vientos de hierro agostaron las cosechas. En la noche del lobo algo estruja la garganta de la rosa. Los templos vacilan, y las quebradas columnas reflejan una… Sigue leyendo

Amistad, Simone Weil

de

Existe un amor puro, personal y humano, que contiene un presentimiento y un reflejo del amor divino. Es la amistad, pero a condición de emplear esa palabra en un sentido riguroso. Sentir una… Sigue leyendo

Las muertas de mi país, Lety Elvir

de

De un tiempo para acá las muertas en mi país están por todos lados en los basureros, en las cunetas en los hospitales, en los presidios en el aire, en los sueños en… Sigue leyendo

José Regueira, Álvaro Cunqueiro

de

Desde los ocho o nueve años, tenía todas las noches el mismo sueño, salvo que cenase castañas cocidas con leche fresca, que entonces tenía otro. El primer sueño consistía en que aparecía junto… Sigue leyendo