Publicación de la categoría: Del fondo del mundo prostituto

Sobrevivir a tanto golpe, Margarita Schultz

de

Sobrevivir a tanto golpe como si todo naciera para morir y se impusiera el negro sabor de la muerte como única verdad inobjetable inocentes ilusiones de vida se yerguen fútiles y transitorias qué… Sigue leyendo

Confesiones de un ratón mosquetero, Doreen Tracey

de

Cuando tenía doce años entré a formar parte del primer grupo de Ratones Mosqueteros. Walt Disney me dijo: «Doreen, pertenecer a los Ratones Mosqueteros será probablemente lo más importante que hagas en tu… Sigue leyendo

Si tuviera una vagina, Luis Fernández

de

Si yo tuviera una vagina.Y, digamos, esta noche tuviera una cita con “el hombre de mi vida” (forma muy común de etiquetar al sujeto del encuentro cuando se tiene vagina), tendría por ley… Sigue leyendo

Otro cuento ruso, Roberto Bolaño

de

En cierta ocasión, después de discutir con un amigo acerca de la identidad peregrina del arte, Amalfitano le refirió una historia que a él le contaron en Barcelona. La historia versaba sobre un… Sigue leyendo

Arte, Italo Svevo

de

Nació un artista y miró en derredor en busca de ideas, pero, además de éstas, tuvo en seguida —cosa curiosa— experiencia y concluyó: «Primero debo tener el dinero suficiente y después vendrá el… Sigue leyendo

El soliloquio del espejo, Efrén Rebolledo

de

Mi alma es la luz, sin la luz yo no sería. ¿Qué es sin el alma el cuerpo? Materia sin vida, cadáver, substancia inerte. Y de igual modo que el espíritu es causa… Sigue leyendo

Perdiendo velocidad, Samanta Schweblin

de

Tego se hizo unos huevos revueltos, pero cuando finalmente se sentó a la mesa y miró el plato, descubrió que era incapaz de comérselos. —¿Qué pasa? —le pregunté. Tardó en sacar la vista… Sigue leyendo

Las Pilis, Gonzalo Torrente Malvido

de

Pilar cerró y sacudió el paraguas mientras empujaba la puerta con el hombro. El mercado estaba en pleno bullicio; el pasillo de la fruta abarrotado y el vocerío pugnaba con el estrépito del… Sigue leyendo

de

Simulacro II, Cristina Peri Rossi

de

Hacía días que girábamos en la órbita lunar. Hacia un lado y hacia otro de la escotilla solamente divisábamos el intenso, infinito espacio azul universal. No experimentábamos ni calor ni frío. No sentíamos… Sigue leyendo

Un reportaje sensacional, Mark Twain

de

El joven, nervioso, apuesto y jovial, aceptó la silla que le ofrecí, dijo pertenecer al cuerpo de redacción de La Tempestad, y agregó: —Supongo que no molesto… He venido a hacerle un reportaje.… Sigue leyendo

Anton de Cidrán, Anxel Fole

de

Aunque les parezca mentira, el señor de Sabarei hablaba muchas veces conmigo, mano a mano, como si fuera mi igual. Era el hombre más cumplido del mundo. Me contó esto en Lugo, en… Sigue leyendo

Un gran error, Stephen Crane

de

Un italiano tenía un puesto de frutas en una esquina desde donde podía atraer a aquellos que bajaban de la estación elevada y a aquellos que pasaban por dos calles atestadas. El tendero… Sigue leyendo

Intransigencia, Julia Otxoa

de

  Realmente aquel hombre se obstinaba en no querer entender. Mientras enfurecido me daba puntapiés en las costillas y riñones, me insultaba y me perseguía por toda la casa, incapaz de soportar la… Sigue leyendo

Piso veintitrés, Marcio Veloz Maggiolo

de

El hombre, -sombrero verdinegro, camisa a rayas, pantalón gris ratón– entró al elevador con los ojos acuosos y profundos. Lucía un clavel encarnado en la solapa. El ascensorista le miró con indiferencia: ruidos… Sigue leyendo

Tonía, Bernardo Soares

de

Estoy almorzando en este restaurante vulgar, y miro, más allá del mostrador, la figura del cocinero. ¿Qué vida es la de este hombre? Desde hace cuarenta años vive casi todo el día en… Sigue leyendo

Sexa, Luis Fernando Verissimo

de

– Papá… – ¿Hummm? – ¿Cómo es el femenino de sexo? – ¿Qué? – El femenino de sexo. – No tiene. – ¿Sexo no tiene femenino? – No. – ¿Sólo hay sexo masculino?… Sigue leyendo

Una historia de nadie, Charles Dickens

de

Vivía en la orilla de un enorme río, ancho y profundo, que se deslizaba silencioso y constante hasta un vasto océano desconocido. Fluía así, desde el Génesis. Su curso se alteró algunas veces,… Sigue leyendo