Ajedrez, Rosario Castellanos

de

Porque éramos amigos y, a ratos, nos amábamos; quizá para añadir otro interés a los muchos que ya nos obligaban decidimos jugar juegos de inteligencia. Pusimos un tablero enfrente de nosotros: equitativo en… Sigue leyendo

De L’Osservatore, Juan José Arreola.

de

A principio de nuestra Era, las llaves de San Pedro se perdieron en los suburbios del Imperio Romano. Se suplica a la persona que las encuentre, tenga la bondad de devolverlas inmediatamente al… Sigue leyendo

La Salazón

de

¿Será tan sólo culpa de la suerte el haber nacido donde nacimos o el estar viviendo donde vivimos? Yo no creo en las brujas, pero de que las hay, las hay . La… Sigue leyendo

Los colonos, Ray Bradbury

de

Los hombres de la Tierra llegaron a Marte. Llegaron porque tenían miedo o porque no lo tenían, porque eran felices o desdichados, porque se sentían como los Peregrinos, o porque no se sentían… Sigue leyendo

Despistada, Mónica Lavín

de

Horst P. Horst Tardaban en abrir la puerta. Verificó que el número del departamento fuera el correcto. Tantas veces había estado frente a una casa equivocada o acudido a una cita el día… Sigue leyendo

El infierno, Tradición Sufí

de

Gino Severini Todo un grupo de gente murió al mismo tiempo en una catástrofe y se sorprendieron al encontrarse en un mundo muy similar a éste. Tenían a su disposición todo tipo de… Sigue leyendo

Traspaso onírico, Ramón Gómez de la Serna.

de

Ritva Voutila De pronto dejó de tener pesadillas y se sintió aliviado, pues habían llegado a ya a ser una proyección obsedante en las paredes de su alcoba. Descansado y tranquilo en su… Sigue leyendo

Por ti daría tu vida, Lauro Ayala.

de

Harry Bowers Era una chica linda, no cabía la menor duda: la más linda de toda la escuela. Podrás imaginar unos ojos verdes, azules, oscuros o avellanos en una angelical cara blanca donde… Sigue leyendo

Me estoy desperdiciando

de

Yanina Boldireva Romántico incurable, el buen chahuistle, a una mazorca  elegantemente vestida en túnica de seda verde,  le susurraba al oído: “Te invito a desperdiciarnos juntos.” Me estoy desperdiciando Cada vez que algo se… Sigue leyendo

Album, Alberto Chimal.

de

Fernando Botero La cara de su madre. La muñeca que arrojó por la ventana. El libro que quemó. La pecera que vació en la sala. La muñeca a la que arrancó las piernas.… Sigue leyendo

Kalimán el magnífico, Sergio Ramírez.

de

Valya Masha Todo empezó un mediodí­a de abril cuando oí­ dentro de mi cabeza aquellas voces extrañas queriendo comunicarme sus mensajes. Entonces yo trabajaba de tipógrafo, el único oficio que habí­a conocido desde… Sigue leyendo

Recreación, Eduardo Osorio

de

Roberto Longo Después de todo, era su obra. Por eso, cuando vio desmoronarse en esquirlas de plata su mundo maravilloso, y miró que las esquirlas alcanzaban otros mundos y la cadena nuclear continuó… Sigue leyendo

Seducción, Carlo Bordoni

de

Elena Aframova Él captó su mirada indirecta, socarrona, en el departamento de ropa interior. Simuló elegir entre algunos calzoncillos de colores vivaces y la miró con curiosidad, disimulando tras mudos maniquíes y bufandas… Sigue leyendo

Codex Manesse

de

Universität Heidelberg

Libertad, Emma de Yánes

de

Gerard Sekoto Aisha, la esclava, nunca supo cómo nació en ella el deseo de libertad. La presencia inquietante, la figura de aquel cantor, evocó ante ella, mágicos, lejanos, perdidos paraísos Burló la vigilancia… Sigue leyendo

Teóloga, Ana María Shua.

de

Marc Chagall En el siglo Vll después de Cristo, un grupo de teólogos bávaros discute sobre el sexo de los ángeles. Obviamente, no se admite que las mujeres (por entonces ni siquiera era… Sigue leyendo

Suerte de Pedro

de

 Dina Goldstein Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos. Antoine De Saint-Exupéry x Suerte de Pedro Pedro se salió veloz de casa, Su mujer lo… Sigue leyendo

Margaritas, Frederic Brown

de

 Alex Alonso El doctor Michaelson estaba enseñando a su mujer, cuyo nombre era señora Michaelson, su combinación de laboratorio e invernadero. Era la primera vez que ella iba allí en muchos meses y… Sigue leyendo