Ritmo, Charles Chaplin

de

Tan sólo el alba se movía en la quietud de aquel pequeño patio de la prisión española -un alba anunciadora de muerte- mientras aquel joven gubernamental se erguía frente a un piquete de… Sigue leyendo

Falta de amor, Víctor Lorenzo

de

La primera nota que me escribiste, la que deslizaste con disimulo dentro del bolsillo de mi abrigo, fue la que produjo el chispazo. Yámame, rezaban unas letras anónimas, escritas con carmín y prisa… Sigue leyendo

JERSEY, LUIS GARCÍA MONTERO

de

Un jersey es un animal doméstico que veranea dentro de los armarios. Pero sus vacaciones están llenas de ejercicios espirituales, porque los armarios son una cueva familiar en la que se aprenden los… Sigue leyendo

El viejo manuscrito, Franz Kafka

de

Podría decirse que el sistema de defensa de nuestra patria adolece de serios defectos. Hasta el momento no nos hemos ocupado de ellos sino de nuestros deberes cotidianos; pero algunos acontecimientos recientes nos… Sigue leyendo

La mujer de otro, Abelardo Castillo

de

Supongo que siempre lo supe; un día yo iba a terminar llamando a esa puerta. Ese día fue esta noche. La casa es más o menos como la imaginaba, una casa de barrio,… Sigue leyendo

El idiota, Gabriel Jiménez Emán

de

Cuando el sabio señaló la luna, el idiota se quedó mirando el dedo del sabio, y vio que se trataba del índice. Era un dedo arrugado, envuelto en una epidermis desgastada, cuyo tejido… Sigue leyendo

Andrei Protsouk

de

El peregrino, Eduardo Mitre

de

Sé que nada plantaron mis actos ni mis palabras. Mi patria fue el tiempo, la errancia mi casa. Mi memoria es ahora una lista interminable -abrumadora casi- de dones y donantes: Un pliego… Sigue leyendo

El loco enamorado

de

En una tarde encendida y bajo la sombra de una higuera, echado se hallaba un loco enamorado que venía amarrado a un muy cansado deseo. Se despatarraba en la yerba, exhausto de tanta… Sigue leyendo

Los dragones del trigésimo primer día, Luiz Fernando Emediato

de

No te desesperes ni mates a tus siete hijos antes de la hora. Los dragones llegarán el trigésimo primer día después de la señal, para matar. Además de tus hijos rebeldes, a las… Sigue leyendo

EL NIÑO SUICIDA, RAFAEL DIESTE

de

Cuando el tabernero acabó de leer aquella noticia inquietante —un niño se había suicidado pegándose un tiro en la sien derecha— habló el vagabundo desconocido que acababa de comer muy pobremente en un… Sigue leyendo

EL LADO BUENO DE LA DESGRACIA Y EL LADO MALO DE LA FELICIDAD, Cuento chino

de

En cierto ocasión un campesino chino acudió a un mercado de primavera y se decidió a comprar una espléndida potranca en la que gastó todos sus ahorros. Por desgracia, aunque la encerró en… Sigue leyendo

Cuando marque tu número, Rebeca, Fernando Oviedo

de

La he visto a Rebeca y todo ha sido una gran confusión, porque habíamos convenido no volver a encontrarnos desde la enfermedad de Lucía, desde esas noches de insomnio llevando y trayendo recipientes… Sigue leyendo

En esta cama, Lêdo Ivo

de

  Es aquí, en esta cama, que la guerra comienza. Luchan los dos guerreros en un campo de lienzos. ¿Cómo separar frente y costado si todo amor es un espejo? El obelisco rosáceo… Sigue leyendo

El becado, Guillermo Bustamante Zamudio

de

Para llegar a tu destino, primero debes recorrer la mitad del camino. Y para recorrer la mitad del camino, estás obligado a andar la cuarta parte. Y para andar la cuarta parte, indefectiblemente… Sigue leyendo

Caja de Pandora, Esteban Couto

de

No podíamos decir nada. Lo que pasó debía quedar entre nosotras dos: nadie más debía saberlo. Todo estaría bien, siempre y cuando mantuviéramos la boca cerrada. Aquel montículo de tierra sólo habla con… Sigue leyendo

En el país de las tinieblas, Leyenda japonesa

de

El dios Izanagi añoraba tanto a su fallecida esposa que decidió partir en su busca. Se dirigió, por tanto, al País de las Tinieblas llamado Yomi. Cuando llegó, al ver que su esposa… Sigue leyendo

Salvador Dalí

de