Archivo de etiqueta: Grecia

El diluvio de Deucalión, Robert Graves

de

En una ocasión, paseando por la Tierra disfrazado de viajero pobre, Zeus descubrió que el pueblo de Arcadia se estaba portando tan mal y con tanta crueldad, que decidió destruir a todos los… Sigue leyendo

El Puente de Arta, Canción tradicional griega

de

Cuarenta y cinco maestros y sesenta aprendices ponían los cimientos de un puente en el río de Arta. Todo el día lo levantaban, por la noche se venía abajo. Se lamentan los maestros,… Sigue leyendo

Pigmalion, Ovidio

de

Pigmalión vivía solo y sin esposa, y llevaba ya mucho tiempo desprovisto de consorte. Por entonces esculpió con admirable arte una estatua de níveo marfil, y le dio una belleza como ninguna mujer… Sigue leyendo

Esperando a los bárbaros, Constantino Cavafis

de

—¿Qué esperamos, congregados en el foro? A los bárbaros, que hoy llegan. —¿Por qué esta inacción en el Senado? ¿Por qué están ahí sentados los Senadores sin legislar? Porque hoy llegarán los bárbaros.… Sigue leyendo

Si yo saliera a pasear con mis amigas muertas, Rita Bumi Papá

de

Si saliera a pasear con mis amigas muertas la ciudad seguramente se inundaría de muchachas mudas el aire olería a muerte las murallas exhibirían banderas blancas al vuelo se detendría el tráfico, si… Sigue leyendo

Himno a Pan, Homero

de

Háblame, Musa, del hijo amado de Hermes, caprípedo, bicorne, amante del bullicio, que frecuenta los valles poblados de árboles con las ninfas acostumbradas a las danzas; las cuales pisan las cumbres de escarpadas… Sigue leyendo

El tiempo y la muerte, Petros Golitsis

de

  Niños pequeños, el tiempo y la muerte desnudan cosas, descosen hilos aparte los lavan en el mar juegan y dejan tras de sí escombros y huesos significados extintos sin esmero los cubren… Sigue leyendo

Luto por la muerte, Yustos Glykós

de

Nuestros ojos no ven, nuestros oídos no oyen, nuestros labios no saben qué decir, nuestros rostros se vuelven verdes y negros, y nuestros engañosos cuerpos son como sombras hinchadas. Toda la carne se… Sigue leyendo

El canto de la perla, Hechos de Tomás

de

Cuando era niño vivía en mi reino, en la casa de mi Padre, y en la opulencia y abundancia de mis educadores encontraba placer. Y entonces sucedió que mis padres me equiparon y… Sigue leyendo

Celeste o Naxa, Dimitri Calokiris

de

Sólo antes de los veinte y después de los sesenta se ama de verdad. O sea, cuando se agotan los argumentos, se recurre al amor. No sé cómo huele el cielo, si es… Sigue leyendo

El primer beso, Stratón de Sardis

de

Al anochecer, a la hora en que nos damos las buenas noches, Moeris me besó. Ignoro si de verdad o en sueños, pues con gran claridad recuerdo ahora el resto, todo lo que… Sigue leyendo

Las huellas, Aftonio

de

Cierto león, que se había vuelto anciano y débil, aseguraba estar muy enfermo, lo que en verdad era un ardid para que los demás animales fueran a verlo y él pudiese devorarlos, unos… Sigue leyendo

El avaro y el oro, Esopo

de

Un avaro vendió todo lo que tenía de más y compró una pieza de oro que enterró al pie de un viejo muro. Todos los días iba a mirar el sitio. Uno de… Sigue leyendo

Los Versos áureos, Pitágoras

de

Honra ante todo a los dioses inmortales según establece la ley. Respeta la palabra dada. Honra luego a los héroes glorificados, y consagra por fin a los genios terrestres, rindiéndoles también debido culto.… Sigue leyendo

El viajero de las ondas, Antonio Polo

de

Paulo Pampolín El hombre al que todos llamaban Ícaro supo que ningún mortal había contemplado el mundo desde tan alto: como los dioses que imponen su dominio desde el Olimpo. Durante su viaje… Sigue leyendo

Tanto Como Puedas, Constantino Cavafis

de

Sam Kaplan Y si no puedes hacer tu vida como quieres, al menos intenta esto tanto como puedas: no la envilezcas en demasiados contactos con la gente, en demasiados trajines y conversaciones. No… Sigue leyendo

Adam Martinakis

de

Blog

Fantasmas, Luciano de Samosata

de

Adel M. Bujbara En este caso –me dijo-, si alguna vez vas a Corinto, pregunta por la casa de Eubátides, y cuando te la señalen junto al Craneo allégate a ella y di… Sigue leyendo