Archivo de etiqueta: Portugal

Factor Dios, José Saramago

de

Y, con todo, Dios es inocente. Inocente como algo que no existe, que no ha existido ni existirá nunca, inocente de haber creado un universo entero para colocar en él seres capaces de… Sigue leyendo

Tonía, Bernardo Soares

de

Estoy almorzando en este restaurante vulgar, y miro, más allá del mostrador, la figura del cocinero. ¿Qué vida es la de este hombre? Desde hace cuarenta años vive casi todo el día en… Sigue leyendo

Otra lección, Barón de Teive

de

El gladiador en la arena, donde lo puso el destino que de esclavo lo expuso condenado, saluda, sin que tiemble el César que está en el circo, rodeado de estrellas. Saluda de frente,… Sigue leyendo

El secreto de los heterónimos, Bernardo Soares

de

—Toda buena conversación debe ser un monólogo de dos… Debemos, al final, no poder tener la seguridad de si hemos conversado realmente con alguien o si hemos imaginado totalmente la conversación… Las mejores… Sigue leyendo

Los jugadores de ajedrez, Ricardo Reis

de

Oí contar que otrora, cuando Persia libraba no sé cuál guerra, cuando la invasión ardía en la ciudad y las mujeres gritaban, dos jugadores de ajedrez jugaban su juego continuo. A la sombra… Sigue leyendo

Mi muerte, António Lobo Antunes

de

Hablo poco. Hablo poco y cada vez hablo menos. En primer lugar porque me distraigo y olvido el tema de las conversaciones y en segundo lugar porque las personas no esperan que les… Sigue leyendo

Verbo, Nuno Júdice

de

Pongo palabras encima de la mesa, y dejo que se sirvan de ellas, que las partan en rebanadas, sílaba a sílaba, para llevarlas a la boca –donde las palabras se dan vuelta para… Sigue leyendo

Fábula, José Saramago

de

Érase una vez, en el antiguo país de las fábulas, una familia integrada por un padre, una madre, un abuelo que era el padre del padre y un niño de ocho años, un… Sigue leyendo

La espiral, Fernando Pessoa

de

La mayoría de la gente se enferma por no saber decir lo que ve o lo que piensa. Dicen que no hay nada más difícil que definir con palabras una espiral: es preciso,… Sigue leyendo

Quiero de los dioses, Ricardo Reis

de

Quiero de los dioses sólo que no me recuerden. Seré libre –sin dicha ni desdicha- como el viento que es la vida del aire que no es nada. El odio y el amor… Sigue leyendo

El reparto imposible, Malba Tahan

de

Hacía pocas horas que viajábamos sin detenernos cuando nos ocurrió una aventura digna de ser contada, en la que mi compañero Beremiz, con gran talento, puso en práctica sus habilidades de eximio cultivador… Sigue leyendo

Rosa y el cascarudo, Mario de Andrade

de

Belazarte me contó: No creo en bichos malignos, pero del cascarudo, no sé. Mire lo que sucedió con Rosa… Dieciocho años. Yo no sabía que los tenía. Nadie había reparado en eso. Ni… Sigue leyendo

Embargo, José Saramago

de

Jose Ignacio Saez de Ugarte Se despertó con la sensación aguda de un sueño degollado y vio delante de sí la superficie cenicienta y helada del cristal, el ojo encuadrado de la madrugada… Sigue leyendo

El amor, Eugenio de Andrade

de

Chiaki Kuriyama Estoy amándote como el frío corta los labios. Arrancando la raíz a lo más diminuto de tus ríos. Inundándote de dagas de saliva esperma lumbre. Estoy rodeado de agujas tu boca… Sigue leyendo

El cuento de la isla desconocida, José Saramago

de

Cecil Collins Un hombre llamó a la puerta del rey y le dijo, Dame un barco. La casa del rey tenía muchas más puertas, pero aquélla era la de las peticiones. Como el… Sigue leyendo

Así sea en la escritura, en el habla o la vista, Fernando Pessoa

de

George Holz Así sea en la escritura, en el habla o la vista jamás nos revelamos. Nuestro ser no transmite al libro o la palabra, el ser que los habite. Es nuestra alma… Sigue leyendo

Juan Joaquín y Viliria, João Guimarães Rosa

de

Eddi Shtern Del narrador a sus oyentes:__ Juan Joaquín, cliente de quien cuenta, era apacible, respetado, bueno como aroma de cerveza. Señor de lo debido para no ser célebre. ¿Quién puede empero con… Sigue leyendo

Repartición, Josè Regio.

de

Peter Walke Para darles a mis hermanos La parte que les cabía, Metí las manos En el arca vacía. Sentí polvo en los dedos. Fría Retiré la mano sin nada. Si la vida… Sigue leyendo